Conoce los 20 errores al volante más frecuentes

22 May Conoce los 20 errores al volante más frecuentes

Con el paso de los años ¿cuánto nos queda de los principios y reglas básicos que aprendimos para obtener el carnet de conducir?

Al acercarse la época de vacacional y por tanto aumentar los desplazamientos, desde nuestros centros Miguel Servet y Torrero queremos recordar los errores más frecuentes que analizados por expertos en Seguridad Vial:

 

1-No guardar la distancia de seguridad, habiendo mayor riesgo de alcane al reducirse la distancia de frenado

2-No respetar los pasos de peatones, recuerda que los peatones al tener preferencia pasan confiados

3-No señalizar las maniobras

4-Malas posturas al volante

5-Distraerse mirando un accidente

6-No mirar por los espejos retrovisores

7-Circular por el carril central, recuerda que lo correcto es hacerlo siempre por el de la derecha, utilizando los demás cuando éste esté ocupado o para adelantar

8-Cambiar continuamente de carril, aumenta el riesgo de colisión lateral

9-Frenar bruscamente, produce peligro de alcance, bloqueo de ruedas y salidas de la carretera

10-Incorporarse por la fuerza, peligro de colision con los que circulan por la vía principal

11-Usar el móvil o GPS

12-Tocar el claxon a los que se equivocan, puede originar sobresaltos que empeoren la situación

13-No aumentar la separación en los túneles, hay mayor gravedad en caso de accidente por la dificultad de acceso a servicios de emergencia

14-Desconocer a qué velocidad se puede ir, no ir por encima del límite

15-Subirse a los bordillos, genera peligro para las ruedas y dirección del vehículo

16-Neumáticos descontrolados, añaden riesgo en la frenada, peor reacción ante la lluvia, etc..

17-Adelantar en marchas largas, provoca riesgo de colisión frontal si se parte de una velocidad baja

18-Apurar el depósito, pudiéndose quedar “tirado” en el sitio más inoportuno

19-Triángulos muy cerca, podrían hacer que no se percibiera nuestra presencia

20-Abusar del freno bajando una pendiente, aumenta el riesgo de accidente ya que supone lanzar el coche cuesta abajo obligándonos a frenar a fondo en las curvas, calentando así los frenos y produciendo pérdida de rendimiento hasta su destrucción.